La traquita es un tipo de roca volcánica que entra dentro de la categoría de extrusiva. rocas ígneas. Se caracteriza por su composición y textura únicas, que lo distinguen de otros volcánicos. rocas like basalto, andesitay riolita. Traquita recibe su nombre de la palabra griega "trachys", que significa rugosa y refleja la textura típicamente rugosa de la roca.

Composición: La traquita está compuesta principalmente de álcali. feldespato minerales, especialmente sanidina or ortoclasa, junto con cantidades más pequeñas de otros minerales como cuarzo, biotitay hornblenda. El predominio del feldespato alcalino le da a la traquita su distintiva coloración rosa, gris claro o blanca.

Texture: La traquita tiene una textura de grano fino a porfídico, con presencia de fenocristales (grandes cristales minerales) incrustados dentro de una masa fundamental de cristales más pequeños. La masa molida a menudo tiene un aspecto de grano fino y puede tener una apariencia vidriosa debido al rápido enfriamiento.

Espiritual: La traquita se forma mediante procesos volcánicos cuando un magma de composición específica, rico en feldespato alcalino y bajo en sílice, sube a la superficie y se solidifica. Las condiciones exactas bajo las cuales se forma la traquita pueden variar, pero a menudo ocurre en domos volcánicos, flujos de lava y piroclásticos. XNUMX%.

Propiedades: La traquita es conocida por su densidad relativamente baja, lo que la hace más ligera que otras rocas volcánicas como el basalto. También tiende a ser menos denso que granito, que es otra roca ígnea félsica común.

Usos: La traquita no se usa tan ampliamente en la construcción u ornamentación como otras rocas como el granito o mármol. Sin embargo, se ha utilizado en el pasado para materiales de construcción, incluso en estructuras arquitectónicas y esculturas antiguas. Su aspecto único lo hace adecuado para fines decorativos.

Significado geológico: La presencia de traquita en una región puede proporcionar información sobre la historia geológica y el tipo de actividad volcánica que ocurrió allí. A menudo se asocia con erupciones que forman calderas y los geólogos lo utilizan para comprender la historia volcánica de un área.

La traquita está asociada con otras lavas en regiones volcánicas y se ha formado por la cristalización y abstracción de de hierro, magnesio y minerales de calcio de una lava basáltica original.

Equivalente volcánico: Sienita

Grupo procesos: Volcánico.

Color: Fenocristales variables pero a menudo de color claro, generalmente de color claro.

Texture: Generalmente porfídica (puede ser traquítica), a veces afanítica.

Contenido mineral: Fenocristales de ortoclasa en una masa fundamental de ortoclasa con plagioclasa menor,biotita, hornblenda, augita etc ..

Contenido de sílice (SiO 2) – 60%-65%.

Textura traquítica

La textura traquítica, también conocida como estructura traquítica o tejido traquítico, es un tipo específico de textura que se encuentra en ciertas rocas volcánicas, particularmente en la traquita, que es una roca ígnea extrusiva. Esta textura se caracteriza por una disposición específica de cristales minerales y puede identificarse por varias características clave:

  1. Masa molida de grano fino: Las rocas traquíticas suelen tener una masa fundamental de grano fino, lo que significa que la mayor parte de la roca está formada por pequeños cristales minerales que son demasiado pequeños para verse a simple vista. Esta masa fundamental forma el fondo o matriz de la roca.
  2. Fenocristales: Una de las características distintivas de la textura traquítica es la presencia de cristales minerales más grandes conocidos como fenocristales dentro de la masa fundamental de grano fino. Estos fenocristales suelen estar bien formados y son visibles a simple vista. En la traquita, los fenocristales más comunes son minerales de feldespato alcalino, como la sanidina o la ortoclasa.
  3. Orientación y Alineación: Los fenocristales en textura traquítica suelen estar orientados y alineados en una dirección preferida. Esta alineación es el resultado del flujo o movimiento del magma durante la formación de la roca. Puede darle a la roca una apariencia algo bandeada o foliada, con los fenocristales dispuestos en una orientación preferida dentro de la matriz de grano fino.
  4. Textura porfirítica: Las rocas traquíticas a menudo exhiben una textura porfirítica, donde los fenocristales se destacan como cristales distintos y más grandes dentro del fondo de grano más fino. El contraste entre los fenocristales y la masa fundamental es una característica notable de esta textura.

La textura traquítica no es exclusiva de la traquita; también se puede encontrar en otras rocas volcánicas de similar composición y condiciones de formación. La presencia de fenocristales y su orientación dentro de la matriz de grano fino es el resultado del enfriamiento y cristalización del magma en condiciones específicas, a menudo relacionadas con un enfriamiento y cristalización más lentos en comparación con otras rocas volcánicas como el basalto.

La orientación y alineación de los fenocristales en la textura traquítica pueden proporcionar información sobre la historia geológica y las condiciones de la erupción volcánica que produjo la roca. La combinación de una matriz de grano fino y fenocristales bien definidos contribuye a la apariencia distintiva de las rocas traquíticas.

Tipos y variedades de traquita

La traquita es un tipo de roca relativamente homogénea en términos de su composición, que consiste principalmente en minerales de feldespato alcalino, con cantidades más pequeñas de otros minerales como cuarzo, biotita y hornblenda. Si bien no presenta la misma amplia variedad de tipos y variedades que, por ejemplo, el granito o el basalto, aún se puede clasificar en tipos específicos según factores geológicos y geográficos. Algunos de estos tipos y variedades de traquita incluyen:

  1. Traquita Sanidina: La traquita sanidina se caracteriza por el predominio de sanidina, un tipo de feldespato alcalino, en su composición. La sanidina es una forma de feldespato potásico de alta temperatura y, a menudo, es el mineral dominante en la traquita. Esta variedad lleva el nombre de su mineral dominante.
  2. Traquita ortoclasa: La ortoclasa es otro feldespato alcalino común que se encuentra en la traquita. En la traquita ortoclasa, el feldespato ortoclasa es el mineral de feldespato principal, lo que le da a la roca su apariencia característica. Esta variedad lleva el nombre de su mineral dominante.
  3. Traquita Porfirítica: La traquita porfídica contiene fenocristales, que son cristales de minerales relativamente grandes, incrustados en una masa fundamental de grano más fino. Estos fenocristales pueden incluir feldespato sanidino u ortoclasa, cuarzo y otros minerales. La textura porfirítica aumenta el atractivo visual de la traquita.
  4. Traquita Azulada: En algunos casos, la traquita puede tener un tinte azulado, que a menudo se debe a la presencia de color azul. anfíbol minerales como arfvedsonita o riebeckita. Estos anfíboles azules son menos comunes pero pueden darle a la roca una apariencia distintiva.
  5. Traquita rugosa: El término "traquita rugosa" se utiliza a menudo para describir la textura de esta roca. La traquita suele tener un tacto áspero y ligeramente abrasivo debido a su masa molida de grano fino.
  6. Traquita alterada o erosionada: La traquita puede sufrir modificación debido a desgaste procesos o la infiltración de fluidos. Esta alteración puede cambiar el color, la textura y la composición mineral de la roca, dando lugar a diversas formas alteradas.
  7. Variedades geológicas: Los depósitos de traquita pueden variar según los entornos geológicos en los que se forman. Por ejemplo, los domos de traquita, que son elementos volcánicos cónicos, pueden presentar variaciones en la composición y textura mineral.

Es importante tener en cuenta que, si bien estos tipos y variedades de traquita se reconocen, generalmente se basan en los minerales dominantes o el contexto geológico y es posible que no representen tipos de rocas completamente distintos. Las características específicas de la traquita pueden variar ampliamente de un lugar a otro y los geólogos a menudo las clasifican en función de sus características distintivas.

Composición química de la traquita

La composición de la traquita se caracteriza por minerales específicos y sus proporciones relativas. La traquita se clasifica como roca volcánica félsica o intermedia, y su composición puede variar algo de un lugar geológico a otro. Sin embargo, los siguientes minerales se encuentran típicamente en la traquita, junto con sus proporciones relativas aproximadas:

  1. Feldespato alcalino (sanidina u ortoclasa): El feldespato alcalino es el mineral dominante en la traquita y constituye una parte importante de su composición. La sanidina y la ortoclasa son las dos variedades más comunes de feldespato alcalino que se encuentran en la traquita. Le dan a la traquita su característico color rosa, gris claro o blanco.
  2. Cuarzo: La traquita puede contener pequeñas cantidades de cuarzo, que es un mineral común en muchas rocas ígneas. La presencia de cuarzo en la traquita suele ser limitada, ya que la traquita no es tan rica en sílice como rocas como el granito.
  3. Biotita: La biotita es una pequeño Mineral y se puede encontrar en la traquita en cantidades más pequeñas. A menudo aparece como cristales oscuros y escamosos y contribuye a la composición mineral general de la roca.
  4. Hornblenda: La hornblenda es otro mineral que puede estar presente en la traquita en cantidades variables. Es un mineral anfíbol de color oscuro y generalmente se encuentra en proporciones más pequeñas en comparación con el feldespato alcalino.
  5. Minerales accesorios: La traquita también puede contener otros minerales accesorios, como piroxenos, magnetita, apatitoy zirconita. La presencia y proporciones de estos minerales pueden variar según el entorno geológico específico donde se forma la traquita.

La composición de la traquita se caracteriza por su contenido de sílice relativamente bajo en comparación con las rocas félsicas como el granito. Este menor contenido de sílice, junto con el predominio del feldespato alcalino, distingue a la traquita de otros tipos de rocas volcánicas. Resulta en una combinación única de minerales que le dan a la traquita su apariencia y propiedades distintivas.

Formación de traquita

La formación de traquita está estrechamente ligada a procesos geológicos específicos y a la composición del magma. A continuación se ofrece una descripción general de cómo se forma la traquita y algunos lugares comunes donde se encuentra:

Formación de traquita:

  1. Composición del magma: La traquita se forma a partir de magma que se caracteriza por una composición química específica. Este magma suele ser rico en minerales de feldespato alcalino, como sanidina u ortoclasa, y relativamente bajo en sílice. Esto da como resultado una composición félsica o intermedia, lo que hace que la traquita sea diferente de otras rocas volcánicas.
  2. Ascenso de magma: El magma traquita se forma en las profundidades de la corteza terrestre y asciende hacia la superficie debido a diversos procesos geológicos. El mecanismo exacto de ascenso puede variar, pero a menudo implica el movimiento de roca fundida a través de fracturas o conductos dentro de la corteza terrestre.
  3. Cambios de presión y temperatura: A medida que el magma asciende, experimenta cambios de presión y temperatura. Estos cambios pueden Lead a la cristalización de los minerales dentro del magma, incluido el crecimiento de cristales de feldespato alcalino.
  4. Enfriamiento y Solidificación: El magma traquita se enfría y solidifica relativamente rápido después de llegar a la superficie. Este rápido enfriamiento da como resultado la textura de grano fino a porfídico de la traquita, con fenocristales (cristales grandes) incrustados en una masa fundamental de cristales más pequeños.

Lugares donde se encuentra comúnmente la traquita: La traquita se puede encontrar en varios entornos geológicos y su presencia a menudo se asocia con tipos específicos de actividad volcánica:

  1. Domos volcánicos: La traquita se encuentra comúnmente en forma de domos volcánicos o domos de lava. Se trata de formaciones volcánicas cónicas o en forma de cúpula creadas por la lenta extrusión de lava viscosa de traquita. Se pueden encontrar ejemplos de domos de traquita en regiones volcánicas de todo el mundo, incluidas algunas en los Estados Unidos, Italia y Nueva Zelanda.
  2. Calderas: La traquita también puede asociarse con calderas, que son grandes cráteres volcánicos colapsados. Los restos de erupciones de traquita se pueden encontrar dentro o alrededor de las calderas. Por ejemplo, la zona volcánica de Taupo en Nueva Zelanda contiene depósitos de traquita asociados con erupciones que forman calderas.
  3. Depósitos piroclásticos: La traquita puede ocurrir como depósitos piroclásticos, como depósitos de ceniza y flujo piroclástico. Estos depósitos se pueden encontrar en regiones donde las erupciones de traquita han producido actividad volcánica explosiva.
  4. Arquitectura antigua: En algunas regiones, la traquita se extrae y se utiliza como material de construcción en la arquitectura antigua. Por ejemplo, algunas estructuras históricas en Roma, Italia, se construyeron con traquita.

Es importante tener en cuenta que los lugares específicos donde se encuentra la traquita pueden variar ampliamente, y la presencia de traquita en una región proporciona información valiosa sobre su historia geológica y los tipos de actividad volcánica que han ocurrido allí.

Usos de la traquita

La traquita, una roca volcánica con características únicas, ha sido utilizada para diversos fines a lo largo de la historia. Si bien no se utiliza tan ampliamente como otros tipos de piedra, su apariencia y propiedades distintivas la hacen adecuada para aplicaciones específicas. Éstos son algunos usos comunes de la traquita:

  1. Material de construcción: La traquita se ha utilizado como material de construcción en el pasado. Su durabilidad y resistencia a la intemperie, junto con su textura de grano fino, lo convirtieron en una opción adecuada para estructuras de construcción, como paredes, cimientos y detalles arquitectónicos. Los edificios históricos de regiones con depósitos de traquita han utilizado esta roca como material de construcción.
  2. Piedra Decorativa: La apariencia única de la traquita, que incluye su color rosa, gris claro o blanco, la convierte en una opción deseable para fines decorativos. Se ha utilizado en la creación de esculturas, monumentos y cantería decorativa.
  3. Adoquines: La traquita se puede cortar en bloques planos y uniformes y usarse como adoquines o adoquines. Su durabilidad y superficie texturizada pueden hacerlo adecuado para pasarelas, patios y proyectos de paisajismo urbano.
  4. Piedra triturada y áridos: La traquita se puede triturar y utilizar como componente en la producción de agregados para uso en hormigón y construcción de carreteras. Puede agregar textura y durabilidad a las mezclas de concreto cuando se usa como agregado.
  5. Diseño de Paisajismo y Jardines: Las propiedades decorativas de la traquita la convierten en una opción popular para el diseño de jardines y paisajismo. Se puede utilizar para elementos como muros de jardín, rocallas y elementos decorativos en espacios exteriores.
  6. Encimeras y azulejos de cocina: En algunos casos, la traquita se ha utilizado como material para encimeras y azulejos de cocina. Su resistencia al calor y su aspecto único pueden convertirlo en la elección de quienes buscan un aspecto distintivo en su cocina.
  7. Usos geológicos y educativos: Las muestras de traquita a menudo se recolectan con fines educativos y geológicos. Son estudiados por geólogos y entusiastas de las ciencias de la tierra para comprender los procesos volcánicos y la historia de un área geológica en particular.
  8. Preservación Histórica: La traquita tiene importancia histórica en regiones donde se ha utilizado en elementos arquitectónicos y decorativos. Los esfuerzos de preservación pueden implicar la restauración o el mantenimiento cuidadoso de las estructuras y características de la traquita.

Es importante tener en cuenta que la utilización de traquita puede ser regional y puede depender de su disponibilidad en áreas específicas. Además, a medida que evolucionan las preferencias arquitectónicas y de construcción, el uso de la traquita puede cambiar con el tiempo, y algunos usos tradicionales serán reemplazados por materiales más modernos.

Ejemplos de accidentes geográficos de traquita

Traquita accidentes geográficos son características geológicas y paisajes que están compuestos principalmente o influenciados por traquita, un tipo de roca volcánica. Los accidentes geográficos de traquita pueden tomar varias formas dependiendo de los procesos geológicos que los formaron. A continuación se muestran algunos ejemplos de accidentes geográficos de traquita:

  1. Domos de traquita: Las cúpulas de traquita son accidentes geográficos volcánicos cónicos o en forma de cúpula creados por la lenta extrusión de lava de traquita altamente viscosa. Estas cúpulas se pueden encontrar en regiones volcánicas y típicamente se caracterizan por sus lados empinados y la presencia de roca traquita. Ejemplos de domos de traquita incluyen Mount Meager en Columbia Británica, Canadá, y el Cerro El Cóndor en Argentina.
  2. Mesetas de traquita: La traquita puede contribuir a la formación de mesetas elevadas cuando grandes volúmenes de lava de traquita se acumulan y solidifican con el tiempo. Estas mesetas pueden tener una superficie superior plana o suavemente inclinada y, a menudo, están rodeadas de acantilados escarpados. Un ejemplo de meseta de traquita es la meseta de Atherton en Queensland, Australia.
  3. Traquita Tuff Anillos de Los anillos de toba traquita son accidentes geográficos volcánicos creados por erupciones explosivas de magma traquita. Estas erupciones producen un anillo circular o en forma de herradura de material volcánico que puede incluir traquita, cenizas y otros desechos volcánicos. Estas formaciones se pueden encontrar en campos volcánicos y suelen tener un cráter o depresión central. Un ejemplo de anillo de toba traquita es el Maungarei (Monte Wellington) en Nueva Zelanda.
  4. Depósitos piroclásticos de traquita: Las erupciones de traquita pueden producir depósitos piroclásticos, incluidos depósitos de ceniza y flujo piroclástico. Estos depósitos se encuentran a menudo en regiones volcánicas donde la actividad volcánica de traquita ha sido explosiva. Los depósitos piroclásticos pueden cubrir grandes áreas e influir en la topografía local.
  5. Intrusiones de traquita: La traquita también puede formar accidentes geográficos intrusivos cuando se introduce en formaciones rocosas existentes, como roca sedimentaria. Estas intrusiones pueden crear características geológicas distintivas en el paisaje, incluidos diques, umbrales y lacolitos.
  6. Cuevas de traquita y elementos subterráneos: La traquita, con su resistencia relativamente alta a la intemperie, puede contribuir a la formación de cuevas y elementos subterráneos cuando está expuesta a procesos de erosión y disolución. Las cuevas de traquita pueden contener formaciones minerales únicas.

Estos son sólo algunos ejemplos de accidentes geográficos de traquita, y las características específicas y la apariencia de estos accidentes geográficos pueden variar según la historia geológica de la región y las propiedades específicas de la traquita involucrada. Los accidentes geográficos de traquita suelen ser de interés para los geólogos y pueden proporcionar información valiosa sobre la actividad volcánica y los procesos geológicos del pasado.

Comparación con otras rocas volcánicas

La traquita es un tipo de roca volcánica y se puede comparar y contrastar con otras rocas volcánicas comunes como el basalto, la andesita y la riolita en función de diversas propiedades y características. Aquí hay una comparación de la traquita con estas otras rocas volcánicas:

  1. Composición:
    • Traquita: La traquita es una roca volcánica de félsica a intermedia, lo que significa que tiene un contenido de sílice relativamente bajo (normalmente alrededor del 60-65%) y es rica en minerales de feldespato alcalino, como la sanidina o la ortoclasa.
    • Basalto: El basalto es una roca volcánica máfica con un bajo contenido de sílice (normalmente alrededor del 45-50%) y está compuesta principalmente de feldespato plagioclasa, piroxenos y olivino.
    • Andesita: La andesita es una roca volcánica intermedia con un contenido de sílice intermedio entre el basalto y la riolita (alrededor del 55-60%) y contiene feldespato plagioclasa, piroxenos y anfíboles.
    • Riolita: La riolita es una roca volcánica félsica con un alto contenido de sílice (normalmente más del 70%) y está compuesta principalmente de cuarzo, feldespato alcalino y feldespato plagioclasa.
  2. Color y Textura:
    • Traquita: La traquita suele ser de color rosa, gris claro o blanco y normalmente tiene una textura de grano fino a porfídico con fenocristales incrustados.
    • Basalto: El basalto suele ser de color gris oscuro a negro y tiene una textura afanítica de grano fino, sin fenocristales visibles.
    • Andesita: La andesita suele ser de color gris a marrón y exhibe una textura de grano fino a porfídico con fenocristales, a menudo feldespato de plagioclasa.
    • Riolita: La riolita suele ser de color gris claro a rosado o rojizo y tiene una textura de grano fino a vítreo con mínimos fenocristales.
  3. Densidad y Peso:
    • Traquita: La traquita es menos densa y más ligera en comparación con el basalto.
    • Basalto: El basalto es más denso y pesado debido a su mayor contenido de hierro y magnesio.
    • Andesita: La andesita se sitúa entre la traquita y el basalto en términos de densidad y peso.
    • Riolita: La riolita tiene una densidad similar a la traquita debido a su composición félsica.
  4. Estilo de erupción:
    • Traquita: Las erupciones de traquita son generalmente menos explosivas que las de riolita pero más explosivas que las de basalto. A menudo producen cúpulas de lava.
    • Basalto: Las erupciones basálticas normalmente no son explosivas y producen flujos de lava de baja viscosidad.
    • Andesita: Las erupciones andesíticas pueden variar, pero a menudo están asociadas con estratovolcanes y explosividad intermedia.
    • Riolita: Las erupciones riolíticas tienden a ser altamente explosivas y producen nubes de ceniza volcánica y flujos piroclásticos.
  5. Entornos geológicos:
    • Traquita: La traquita se encuentra comúnmente en domos volcánicos, calderas y depósitos piroclásticos.
    • Basalto: El basalto se encuentra en el escudo. volcanes, zonas de rift y límites de placas oceánicas.
    • Andesita: La andesita a menudo se asocia con zonas de subducción y estratovolcanes.
    • Riolita: La riolita se encuentra en calderas y entornos volcánicos continentales.

Estas comparaciones resaltan las diferencias en composición, apariencia, estilo de erupción y configuración geológica de traquita, basalto, andesita y riolita, que son cuatro categorías distintas de rocas volcánicas. Cada una de estas rocas tiene sus propias características únicas y juega un papel en nuestra comprensión de la historia geológica de la Tierra.

Referencias

Bonewitz, R. (2012). Rocas y minerales. 2ª ed. Londres: DK Publishing.

Colaboradores de Wikipedia. (2019, 20 de enero). Traquita. En Wikipedia, la enciclopedia libre. Recuperado 00:54, 11 de abril de 2019, de https://en.wikipedia.org/w/index.php?title=Trachyte&oldid=879352410